Huinganco

   Envuelta por  su extenso bosque de coníferas y sus coloridas alamedas y frutales, la localidad de Huinganco, es conocida como el “Jardín del Neuquén”. Esta pintoresca localidad, situada a los pies de la Cordillera del Viento (paralela a la Cordillera de los Andes),  pertenece al departamento Minas, en el norte de la provincia del Neuquén, a 461 kilómetros de la capital provincial. En el lugar, predomina la majestuosidad y belleza de sus paisajes, la calidez y amabilidad de su gente, que  junto a sus tradiciones y gastronomía,  representan las características más destacadas de la zona.

   Esta localidad  fue declarada “Capital provincial del Senderismo de Montaña” a través de la Ley 3262;  formando parte del maravilloso “Corredor Neuquén Norte” junto a las localidades de  Chos Malal, Andacollo, Las Ovejas, Manzano Amargo y Varvarco.

   Su topónimo  es de origen indígena (pehuenche) compuesta por dos vocablos: Huingán, nombre de un arbusto nativo, y Co: agua, aguada, vertiente, arroyo.  Significando: “Arroyo de los huinganes o donde hay huinganes”.

   Huinganco tiene sus orígenes relacionados a la actividad ganadera y minera. Entre el siglo VIII y IX los pehuenches poblaron sus tierras aprovechando los humedales para criar sus animales. Posteriormente poco a poco,  fueron asentándose pirquineros (buscadores de oro) de origen chileno. El poblado creció y el 16 de abril del año 1964 se conforma la primer Comisión de Fomento. A instancias de Rogelio Figueroa, primer presidente de esa comisión, se propuso forestar con pinos todas las laderas de los cerros aledaños. Más tarde, la actividad forestal comenzó a desarrollarse en la localidad y sus alrededores. La mayoría de sus habitantes de la pequeña localidad, viven principalmente de la producción forestal, acuícola, ganadera y apícola, de actividades asociadas al turismo y a la minería en menor medida.

   La gastronomía zonal tiene como plato principal al chivito criollo, carnes de aves acompañados de harina de trigo (conocida como ñaco) y adobadas con especias de la zona: una combinación de tradiciones culinarias de criollos, crianceros y chilenos. La localidad posee una piscifactoría por lo que la trucha se agrega al menú regional.

LUGARES DE INTERES

Museo Regional Puesto Pedro Olave –Inaugurado  el 17 de octubre del año 1998.Construido en la vivienda original perteneciente a unos de los primeros puesteros. En el lugar se exhiben  elementos utilizados por los primeros pobladores,  materiales históricos asociados a la actividad minera, piezas paleontológicas y madera petrificada.

 Vivero Provincial Forestal- Creado el 27 de septiembre de 1968. Representa el vivero forestal más grande de la provincia del Neuquén. Tuvo en su historia, determinados momentos que llegó a producir anualmente aproximadamente 4 millones de plantines de cipreses, maitenes, entre otros, destinados a los planes forestales de la provincia neuquina.

 Museo del Árbol y la Madera– Creado el 27 de septiembre de 1993. Acá se exponen troncos petrificados, variedad de maderas de la región y unas rodajas de cipreses de más de 1200 años de antigüedad (consideradas entre las más antiguas de América).

Cerro La Corona y Mirador San Pedro –  El Cerro La Corona (2.990 msnm.), la cumbre más alta de la Cordillera del Viento,  y el mirador San Pedro brindan una panorámica indescriptible de Huinganco y su entorno cordillerano. Un bosque de pinos rodea el cerro,  hasta la laguna Huinganco. Desde ambas cumbres se pueden observar tanto el volcán Tromen y el cerro Domuyo.

Charra Ruca – Pequeño paraje situado a 5 km. de Huinganco,  rodeado de un paisaje  paradisíaco, con  cascadas, vertientes y montañas. Allí también se puede practicar la pesca de truchas o percas.

Monumento Natural Cañada Molina–  Creado en el año 1993. Situado a 5 kilómetros de la localidad. Esta Área Natural Protegida Provincial (A.N.P.P.) preserva un relicto de cipreses milenarios, que extraordinariamente se adaptaron y desarrollaron en este magnífico lugar con algunos ejemplares, que alcanzan los 1300 años.

Parque Arqueológico de Colo Michico  – Pertenece al ejido de la localidad de Varvarco. Representa un  área protegida que contiene mas de 600 piedras con grabados prehispánicos. Considerado unos de los yacimientos más importantes de arte rupestre de la Patagonia y América.

Andacollo- Localidad a solo 5 kilómetros de Huinganco, por un trayecto de ripio, brindando el camino una vista panorámica maravillosa del valle que se forma a orillas del mítico río Neuquén. A mitad del trayecto se encuentra el Bar El Minero, antigua construcción que funcionaba como parada obligada para los trabajadores de antiguas minas de hace más de 40 años.

Fuente: Heraldo Retamal (Director de Turismo- Municipalidad de Huinganco

Ministerio de Turismo de la provincia del Neuquén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

contador de visitas